Quiero que seas capaz de analizar cómo estás, al margen de tus adicciones. Y no me vale que contestes con un bien, mal, tirando o depende.

Esas son las respuestas que le das a tu tía abuela cuando la encuentras en una reunión familiar. La recuperación comienza por el autoconocimiento, y esa tarea es cosa tuya.

Conviértete en tu propia coach

Evalúate con esta completa miniterapia