MINDFULNESS PARA VENCER LAS ADICCIONES

  • Lola, ¿qué puedo hacer para controlarme justo antes de “pecar”? Acabo de salir del trabajo y no puedo dejar de pensar en ir a ver a …
  • Hola, M.A, ¿cómo estás’?. Presta toda tu atención en tu cuerpo y observa cómo se aleja el deseo compulsivo sin juzgarte.

No sé si sonó demasiado abstracto o la chica se imaginó que la iba a poner a hacer ejercicios de respiración en medio de un atasco. Nunca más supe de ella, pero me reafirmo en la respuesta.


¿ Qué es eso de la atención plena?

Todo eso de encontrarse con tu esencia, eliminar el Ego o practicar el Mindfulness parece de lo más complicado pero os aseguro que no lo es.

Ni siquiera para nosotras, las adictas que tenemos mayores dificultades para controlar inputs y emociones.

El porqué no puede ser más simple: nadie que lo practica lo considera difícil, sólo las personas que nunca se ha atrevido a hacerlo creen que “no es para ellas”.

Simplificando mucho el tema: consiste en acercarse al aquí y al ahora. No va de aprender a levitar entre nubes de algodón para aterrizar en un mundo ideal donde todo es perfecto.

Tampoco es necesario tener interés por el budismo, ni requiere de incomodas y largas meditaciones: se trata de aprender a observar qué sucede dentro de ti.

¿Cómo se hace? Pues en esos minutos debes actuar como espectadora, como alguien que justo en ese momento tiene una única intención: fijar toda la atención en su interior, utilizando la respiración y el cuerpo como aliados.

Como sucede con cualquier experiencia desconocida de la que mucho hemos escuchado hablar pero nos suena algo lejana, lo que cuesta es empezar.

Una vez más consiste en derribar esas barreras mentales que nos impiden acercarnos a lo desconocido.

Beneficios de la meditación

Podría hacer un listado largo y aburrido amparándome en estudios con nombres largos de universidades del mundo mundial que los avalan, pero a estas alturas de la película no merece la pena.

Sí, es indiscutible que es un buen complemento para mantenerse en equilibrio físico y mental. Para mi es la mejor medicina para casi todos los males y no es cosa mía, desde hace más de 30 años hay pruebas científicas que demuestran que va realmente bien para el cuerpo y para el alma.

¿Sabés porqué para las personas con problemas de dependencias es perfecto?

Porque actúa directamente sobre la corteza prefrontal  (ese trocito de materia gris que queda atrofiada por las adicciones y que causa tantas recaídas: la meditación ayuda a regenerar neuronas de las zonas de nuestro cerebro que han sido dañadas por los malos vicios: memoria, decisión, juicio y pensamiento.

Hasta aquí, quiero que te quedes con estos dos mensajes:

  1. Sólo tienes que trasladar tu atención a tu cuerpo y tu respiración o a alguna imagen cuando tu mente (ego) comience a divagar.

  2. Es sencillo y va muy bien si se dedica un rato cada día.

     

Cosas que debes saber

  • No confundir ejercicios de relajación con la meditación. A veces no tienen el mismo objetivo:

La meditación busca mejorar la atención y concentración.

  • En poco más de dos semanas los resultados están garantizados.

10  minutos al día es suficiente y 20 es el tiempo diario ideal.

  • Se inicia con una postura adecuada y el foco en la respiración.

Ponte cómoda y deja que el aire fluya.

  • Decide antes de la práctica como vas a gestionar las distracciones

Truquillos: llevar la atención a un punto de tu cuerpo, abrir los ojos para ver una imagen, imaginar pensamientos como aves que observas como se alejan, detectar y nombrar la emoción… Después regresa a tus adentros a través de tu respiración.

 

¿Quieres evaluar si esta técnica es buena para tí?

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *